Comunicado de Ferrari-Leclerc: emocionante victoria en Austria, revista de prensa

“Parecía que todo estaba en mi contra”. Carlos Leclerc acababa de regresar de cinco carreras sin podio en las que ya había experimentado lo multifacética que podía ser la desgracia o la crueldad del destino, entre averías mecánicas y estrategias sumamente deletéreas para sus ambiciones de victoria tanto en Mónaco como en Gran Bretaña. Ayer en Austria, la victoria parecía segura gracias a una abrumadora superioridad sobre Red Bull, pero en la última carrera, el monegasco tuvo que lidiar con un problema con el pedal del acelerador. Las últimas vueltas fueron emocionantes para Mattia Binotto, sus hombres y todos los fans de Ferrari, pero al final llegó la victoria para Leclerc, que se siente liberado. Sin embargo, el nocaut de Carlos Sainz -motor en llamas- deja la luz encendida de fiabilidad.

“Una alegría intensificada por la tensión. Los nervios se levantaron alrededor de los ojos, en la cara, como sucede después de un supremo esfuerzo. La cara de Leclerc parecía la de quien vitoreó y sufrió con él en una carrera memorable – escribe Giorgio Terruzzi en su editorial sobre la Corriere della Sera que abre las páginas dedicadas al deporte con el título “Rey en casa” refiriéndose al éxito del monegasco en el circuito Red Bull- como en un verdadero drama deportivo, las llamas en torno a Sainz, avanzan hacia la composición de un doble providencial; el acelerador de Charles ‘Red haciendo una rabieta en la gran final. Así, un triunfo imperfecto e igualmente magnífico; una carrera que parecía favorable en todos los sentidos, transformada en sufrimiento colectivo y por tanto alivio de un aguacero tibio y merecido”.

‘El Mago Carlos’ es la elección de la huella: “Tan rápido, tan frágil. Ferrari gana el Red Bull Ring, el circuito local de los rivales en el corazón de Estiria. Hacía una semana había conquistado Silverstone, la pista emblemática del automovilismo inglés. Pero solo un coche llega a la meta, el de Leclerc con el acelerador bloqueado y el piloto gritando de alegría y alivio a través de la radio – recitan las columnas del diario de Turín – Al final, la satisfacción del éxito se impone en el cuadro rojo. . El primer vistazo va para la clasificación: Leclerc recupera siete puntos de Verstappen, varias veces superado y segundo al final. El segundo aspecto importante es el rendimiento: Ferrari siempre es competitivo y esta vez en particular, en un circuito donde no ganaba desde 2003 con Michael Schumacher, demostró superior en tododesde la gestión de neumáticos hasta la estrategia y las paradas en boxes”.

“Magia Leclerc, triunfo y escalofríos” es más bien la apertura de República: “La necesidad de ganar. Disipando dudas y decepciones, poniendo orden en la confusión de demasiadas circunstancias desfavorables. Charles Leclerc con arrogancia y corazón. Es el toro bravo en la arena naranja del Red Bull Ring de Max Verstappen. Persigue al holandés, lo apuñala en tres pasadas, destroza toda la pista. Tiene un Ferrari inexpugnable, como él. Nadie lo detiene, ni siquiera el fuego amigo.: Las estrategias y las paradas en boxes funcionan, muy rápido y a tiempo. Por supuesto, la felicidad que se ha estado perdiendo desde abril, el último éxito con el auto que Melbourne llamó la bestia, debe sudar. La bestia le hace un berrinche a la más bella, está a los mandos y faltan 10 vueltas para la meta, falla el pedal del acelerador”.

#Liberación #FerrariLeclerc #victory #thrill #Austria #press #review

Leave a Comment