La historia del gallo Martín: su dueño murió de cáncer y ahora vive frente a un hospital oncológico

Desde hace poco más de dos años, un gallo se ha convertido en la mascota de los trabajadores y pacientes de un instituto oncológico, en Bolivia, tras la muerte de su dueño, aquejado de cáncer. Unos le llaman ‘Martín’ y otros ‘Doctor Gallo’, pero de todas formas se ha ganado el cariño de los usuarios de la redes sociales.

La irrupción de la pandemia del Covid-19 ha provocado que los pacientes con cáncer sean declarados población vulnerable. Muchas personas afectadas por la enfermedad no pudieron ser trasladadas a tiempo a centros especializados y lamentablemente fallecieron durante su tratamiento.

En Bolivia, una mujer con esta enfermedad fue atendida en el Instituto de Oncología del Oriente de Bolivia, ubicado en Santa Cruz de la Sierra. Poder pagar ciertos medicamentos, según ella trajo pollos fuera del centro médico para venderlos a visitantes y trabajadores.

La mujer, que se cree es de Vallegrande, perdió la vida durante una de sus visitas y dos de estas aves quedaron indefensas en la puerta de oncología. Uno de ellos permaneció en la periferia durante los días y se llamó “Martín”.

A partir de ese momento, personal del hospital, personal externo e incluso familiares de los pacientes se hicieron cargo del gallo, que ya no salió del recinto.

Personas que trabajan fuera del Centro de Oncología reportan que el gallo “Martín”, o “Doctor Gallo”, come choclo picado, maní, tomate, lechuga y pollo picado.

See also  Después de 12 años en su panadería, Stéphane y Sandrine deben pasar el relevo

En más de una ocasión, según medios bolivianos, personas sin escrúpulos intentaron llevárselo, pero las canciones de “Martín” alertaron a los cuidadores.

Por la tarde, ‘Martín’ descansa en un árbol y permanece allí hasta el día siguiente. Sin embargo, por la mañana, el pájaro deambula fuera del hospital e incluso se convierte en terapeuta para pacientes con cáncer.

“Es como una mascota más y una terapia para todos los pacientes oncológicos, están distraídos con el gallo”, dijo uno de los trabajadores del recinto.

Esta no es la única historia del gallo que se ha vuelto viral en las redes sociales. El mes pasado, el municipio de Jesús María impuso una fuerte multa a la estudiante Naomi Sotill por el canto de su gallo ‘Claudio’, que había adoptado como mascota.

Ante el riesgo de que el ave sea reubicada, la joven recogió firmas de sus vecinos para aprobar su permanencia.

El gallo se caracteriza por una cresta roja y carnosa que corona su cabeza. Es más grande que la gallina y sus plumas son más largas y densas. Según el sitio web Los científicos han coincidido, tras varios estudios, en que los ancestros de las aves son los dinosaurios

Síguenos en nuestras redes sociales:

Leave a Comment