Los colombianos convocaron este domingo a las urnas para elegir a su nuevo presidente: una segunda vuelta “al final”

Al término de una campaña con un ambiente execrable, las últimas encuestas publicadas hace una semana daban cabeza a cabeza a los finalistas, una situación inédita y que anuncia una segunda vuelta “a la llegada”, según la prensa local.

Se esperan cerca de 39 millones de votantes entre las 8:00 y las 16:00 hora local (13:00 y 21:00 GMT) en 12.500 colegios electorales para decidir entre dos candidatos “protestantes” que, por primera vez, parecen encarnar un “cambio político significativo”. “La jueza Carolina Jiménez, directora del departamento de ciencia política de la Universidad Nacional.

El domingo por la noche, el senador Petro, un exguerrillero convertido a la socialdemocracia y exalcalde de Bogotá, podría convertirse en el primer presidente de izquierda en la historia de Colombia.

O bien el liderazgo del país podría estar encomendado al inclasificable millonario Hernández, exalcalde de una gran ciudad del norte, calificada sorpresa que puso fuera de carrera a la derecha en la primera vuelta prometiendo acabar con los “ladrones”. y “burocracia”. ”.

campaña de basura

Petro, de 62 años, ganó la primera vuelta el 29 de mayo, con un 40 % frente al 28 % de Hernández, de 77 años, y una participación del 55 %. Entre ambos derrotaron a las élites conservadoras y liberales que monopolizaron el poder durante dos siglos.

El magnate inmobiliario, sin embargo, recibió de inmediato el apoyo de la derecha tradicional y su figura tutelar, el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010).

Estas tres últimas semanas de la campaña “basura” -otra expresión de la prensa- han estado marcadas por invectivas, acusaciones de todo tipo, desinformación, espionaje… con una carrera de chalotes en ambos bandos para mostrar lo más cercano a la gente, vía las redes sociales imprescindibles.

See also  El panel de visualización del iPhone 14 Pro revela un nuevo diseño de reemplazo de muesca

“En mí encontrarás un gladiador”, juró Hernández el fin de semana. “Reduciré el tamaño del estado, terminaré con la corrupción y reemplazaré a los funcionarios incompetentes y corruptos colocados por gobiernos anteriores. (…) No habrá más desperdicio del dinero de los colombianos”, dijo. proclamó en Twitter el que se jacta “de decir las cosas sin rodeos”.

El “rey de TikTok” o el “viejo”, como también le gusta que le llamen, ha anunciado todo un catálogo de -a veces sorprendentes- medidas, que van desde la supresión de los coches de empresa para los parlamentarios hasta la rebaja del IVA pasando por la legalización de marihuana

Su rival de izquierda promete un programa “progresista” a favor de la “vida”, con un Estado más fuerte, más impuestos para los ricos o incluso la transición energética.

“El país necesita justicia social para poder construir la paz (…) es decir menos pobreza, menos hambre, menos desigualdad, más derechos”, reiteró el sábado.

Preocupaciones

La elección se produce “tras una rebelión social y en un contexto de profunda crisis económica, de gran crisis de legitimidad de las instituciones”, recuerda la Sra. Jiménez.

Los cuatro años en el poder del conservador titular Iván Duque, quien no pudo postularse nuevamente, vieron pocas reformas sustantivas.

Han estado marcados por la pandemia, una severa recesión, masivas protestas antigubernamentales que han sido duramente reprimidas y un recrudecimiento de la violencia de los muchos grupos armados que asolan el campo y compiten por el narcotráfico.

A pesar de la sed de cambio del país, los dos candidatos preocupan a parte del electorado. “Hay un grupo importante de votantes a los que no les gusta la enorme incertidumbre que representan Petro y Hernández”, observa Michael Shifter, del grupo de expertos Interamerican Dialogue.

See also  Nintendo lanza las ofertas del Día de la Madre pero la promoción es acusada de sexismo

Hernández tiene “poca experiencia a nivel nacional, ha hablado poco de cómo va a gobernar, no tiene representante en el Congreso (…)”, señala Patricia Inés Muñoz, politóloga de la Universidad Javeriana.

Con Petro, “la preocupación viene de la experiencia de gobiernos de izquierda en la región (…)”, particularmente en la vecina Venezuela. “Esto está causando mucho miedo entre algunos ciudadanos, pero también entre las empresas y algunos sectores económicos”.

Sin embargo, la “primera tarea” del próximo presidente será “recomponer esta sociedad fracturada (…). Ninguno de los dos podrá gobernar solo, sin tomar en cuenta a la otra mitad del país ya los que no votaron”, subraya la Sra. Muñoz.

Cerca de 320.000 policías y soldados brindarán seguridad para la votación, bajo la atenta mirada de muchos observadores internacionales. Como en la primera vuelta, que transcurrió con tranquilidad, los resultados se esperan por la tarde.

Leave a Comment